Tras un fin de semana de protestas y tensión, durante las cuales el intendente Martín Yeza afirmó que la Provincia es responsable por la falta de pago de los empleados municipales de Pinamar (por la no habilitación por parte del Banco Provincia de un descubierto de 50 millones de pesos), esta mañana los empleados municipales de Pinamar se dirigieron en masa a la puerta de la comuna, con las máquinas y camiones del parque municipal incluidas.

Durante la mañana se realizaba una audiencia en el Ministerio de Trabajo, y desde la Municipalidad afirmaron que pagarían parte del sueldo de inmediato y la otra parte la semana próxima con la recaudación de tasas.